fbpx
5 trucos fáciles y eficaces para dar rienda suelta a tu creatividad

5 trucos fáciles y eficaces para dar rienda suelta a tu creatividad

¿De qué manera llegamos a formar ideas ingeniosas y originales?, ¿has pensado alguna vez cómo funciona la creatividad? Sabemos que las nuevas ideas nacen al asociar conceptos conocidos, es decir, que lo nuevo surge a partir de lo viejo. Pero si esto fuera tan accesible, sencillo y fácil de aplicar, no estarías leyendo este artículo, ¿verdad?

El funcionamiento de la creatividad tiene cierto parecido al de una máquina tragaperras: en ambos casos buscamos conseguir la combinación ganadora y lo hacemos a partir de los «números» que tenemos disponibles, cuando las piezas adecuadas se alinean… ¡¡Tirorirorííí!! Lo vemos claro y sentimos que «todo encaja».

5 trucos fáciles y eficaces para dar rienda suelta a tu creatividad

En momentos de bloqueo creativo es importante recordar que ya tenemos todo lo que necesitamos. Al igual que una planta no crece más rápido porque se lo pidamos, las ideas no aparecen porque las necesitemos, eso sí: en nuestra mano está deshacernos de las barreras que impiden que afloren y «abonar el terreno» para facilitarlo. 

#1. Hazte la pregunta mágica

La primera gran barrera por excelencia que nos impide desplegar nuestra creatividad es caer en la trampa de creer que no es nuestro fuerte. Con total seguridad, detrás de esta conclusión hay una serie de motivos que lo corroboran en tu cabeza. Lo que te propongo es utilizar la misma técnica pero a la inversa: pon tu atención en qué sacas tu creatividad a relucir, es decir:  ¿en qué SÍ eres una persona creativa?

5 trucos fáciles y eficaces para dar rienda suelta a tu creatividad

No hace falta escribir poesía, algo aparentemente «tonto» como darte cuenta de que te gusta hacer regalos originales y diferentes puede ser el primer paso para que repares en qué eres una persona creativa. 

#2. Utiliza referentes

Otro clásico en las barreras creativas es el miedo a copiar, especialmente cuando tratamos de ser originales en algo en lo que aún somos novatos. 

Pero recuerda: nada es original, las nuevas ideas son mezclas de otras previas. Lo único que necesitas es tu propio ingrediente vital, algo dentro de ti que mostrar al exterior, ¿por qué no ampliar lo que ya conoces con lo que otros han construido para extraer tu «cosecha propia»Es más fácil construir a partir de referentes, que tratar de construir desde cero.

#3. Mueve la energía

Si te sientes «estancado» pero te empeñas en no hacer nada más hasta conseguir el resultado que buscas… malo.

En ocasiones es mejor un «hoy no sale, ya saldrá», que persistir con frustración y desasosiego. Prueba a hacer algo con lo que desconectar y mover la energía, solo necesitas que requiera algo de esfuerzo físico.

#4. Abúrrete de vez en cuando

El caso opuesto al anterior es cuando nos sentimos «alterados» y demasiado activos. En este estado es difícil focalizar nuestra energía y parar puede ayudar a que las ideas fluyan, se asienten y conecten. No desaproveches una ración extra de aburrimiento.

#5. Cambia de ambiente

Y por ambiente me refiero a todo aquello que haces de manera habitual. Da igual que sea el camino que recorres todos los días, la música que escuchas, las personas de las que te rodeas, las horas que duermes o la ropa que te pongas: haz como si hubieran puesto a otra persona diferente en tu vida y juega a investigar otra forma de vivirla.

Sin darnos cuenta tendemos a vivir inmersos en una rutina y un bucle de cotidianeidad, romper con ello implica exponernos a nuevos estímulos que ayudan a que tu combinación ganadora aparezca cuando menos te los esperes.

Lorena González de Arriba
@timefortalent

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.